Consejos

Pedalear por la calle es un derecho y un deber. La actual Ley de Tránsito chilena, es clara: identifica a la bicicleta como un vehículo y el lugar de la vía designado para su circulación es la calzada (calle).

Para quienes comienzan a usar la bicicleta como medio de transporte, la calle puede ser una zona de peligro. Convivir con micros de 15 metros y 20 toneladas o autos que no respetan la velocidad, semáforos o distancias de adelantamiento, es una acción riesgosa.
Los que llevamos algún tiempo pedaleando por la ciudad, sabemos que las situaciones de conflicto no son tantas como pensábamos y que, con práctica y algo de sentido común, nuestro traslado en bicicleta puede ser simple, agradable y seguro.

Para bajar de la vereda a la calle, lo primero es tener las ganas de hacerlo. Debes informarte bien cómo hacerlo y lo demás te lo dará la propia experiencia.

Reglas de oro: Hazte predecible y visible!

luz para bici - roja luces_para_bicicleta_2

Sobre todo en la noche, usa ropa con colores brillantes y cintas reflectantes, además de luces en la bicicleta: blanca adelante y roja atrás.
La normativa vigente menciona “luces fijas”, pero las intermitentes llaman mucho más la atención. Si puedes, usa dos: una fija y una destellante.

Las luces, deben ser el accesorio más importante a la hora de circular, le indican al resto de los usuarios de las vías que estamos ahí, y que nos acercamos o alejamos.

La comunicación es esencial.

Es más fácil la convivencia cuando conocemos la intención del resto. Indica que cambiarás de pista o virarás en la siguiente esquina.

La ley de tránsito y el sentido común indican que los ciclistas podemos y debemos señalizar con el brazo extendido del lado que corresponda. Practica la maniobra. También, recuerda que usar audífonos puede disminuir tu capacidad de escuchar lo que sucede a tu alrededor. Lo ideal es pedalear con tus 5 sentidos atentos a las condiciones de la vía.
La buena convivencia comienza por uno mismo. Hazte visible, predecible y respeta a los demás.

señaliza

 

Elije una ruta adecuada

  • Siempre debes tener claro qué calles usarás. Lo más simple es usar una plataforma como Google Maps con ciclovías y puntos de interés (aquí una versión ‘colaborativa’) o puedes pedir ayuda en generar una buena ruta a Ruta Cleta.
  • Elije calles sin micros. El gran tamaño de los buses del transporte público genera puntos ciegos, además de conductores algo estresados y preocupados de recoger y dejar pasajeros.
  • Las ‘vías exclusivas’ son eso: exclusivas. Evítalas. Si no puedes encontrar una alterativa a una calle así (Alameda, Providencia, etc), según Carabineros puedes usar pista la izquierda (apegado al bandejón central)
  • En la noche usa calles bien iluminadas, los hoyos y obstáculos en la calzada, pueden ser invisibles con poca luz.

Nunca pedalees por la vereda. Si no tienes opción, bájate y camina en la vereda con la bici al lado.
Al pedalear por la vereda pones en riesgo a peatones, en especial a niños y personas de la tercera edad que pueden no oírte venir y causar serias lesiones; además te invisibilizas y sales del campo visual de conductores de vehículos que van por la calle y se encuentran contigo en todas las esquinas. La vereda es lenta y peligrosa. Usa siempre calles y ciclovías.

Circula siempre en el sentido del tránsito. ¡No seas un “ciclista salmón”!. Al llegar a una esquina nadie espera que vengas en contra del sentido. No te expongas a ti ni a los demás a un accidente.

En las esquinas ponte adelante, así te haces visible para los demás conductores al momento de reanudar el tránsito. Evita esperar la verde al lado de un auto. Menos al lado de un camión o vehículo grande. Al virar pueden no verte. Además debes tener mucha precaución con autos que viran sin señalizar o lo hacen en segunda fila. Intenta hacer contacto visual o mirar las ruedas delanteras.

Nunca te confíes de tu preferencia en esquinas con Disco Pare o Ceda el Paso. Siempre llega a una esquina con máxima atención y dedos en los frenos.

Precaución con los autos estacionados que podrían abrir alguna puerta de improviso. Lo mismo con taxis que se detienen a buscar o dejar pasajeros.

Circula a no menos de 50 cms. de la cuneta,  ya que te puedes encontrar con rejillas colectoras de aguas lluvias y basura, incluidos vidrios o clavos que podrían pinchar uno de tus neumáticos. La ley establece que la bicicleta tiene derecho a usar una posta completa (como cualquier otro vehículo). Circular orillados permite que otros vehículos nos sobrepasen con muy poca distancia generando riesgos de caídas y atropellos.

Si te suena el teléfono, detente. Necesitas máxima atención a tu entorno para moverte con seguridad. Una llamada o un mensaje deben ser atendidos cuando te detengas. Evita el uso de audífonos.

Para llevar tus cosas usa una parilla o mochila. Un canasto en la parte delantera de la bici te ofrece comodidad y visibilidad de tu carga, pero puede ser un peligro a desestabilizar la maniobrabilidad de la bici por el peso que se ejerce en la rueda delantera.

Usa un buen candado. No muchos lugares tienen espacio para estacionar tu bicicleta en un lugar con vigilancia. Es fundamental contar con un candado tipo “u” (ulock) de buena marca que te permita dejar la bici anclada en algún punto del espacio público con seguridad. En las tiendas de bicis te pueden recomendar la mejor alternativa para tus necesidades pero dale prioridad a marcas con OnGuard y Kryptonite. (No, no nos pagan por publicidad)

Usa casco con alguna certificación Europea o Estadounidense, bien puesto y firme. En Chile es obligatorio su uso en zonas urbanas.

Usa ropa en capas y ten una muda disponible para cambiarte por si el sudor o la lluvia te juegan una mala pasada. Con el paso del tiempo, el cuerpo se acostumbra al pedaleo y el sudor disminuye. Si sigue siendo un problema, intenta pedalear con menos intensidad y tener una bici más adecuada.

Ten tu bicicleta en buen estado. Que no te fallen los frenos en un mal momento o se trabe la cadena en alguna pendiente.

Nunca está de más un kit de parches o cámara de repuesto. El problema más común entre ciclistas es pinchar (las ruedas, no de lo otro) debido a espinas, vidrios, suciedad en general, mal inflado de las ruedas o caer a un hoyo.

pedalea2 18feb2015

Comparte: