Pedalea X la Calle. Consejos.

Pedalear por la calle es un derecho y un deber. La actual Ley de Tránsito chilena, es clara: declara a la bicicleta como un vehículo y el lugar de la vía designado para su circulación es la calzada (calle).

Activistas y organizaciones de ciclistas defienden(mos) este derecho. No es fácil, pero creen(mos) que es el camino correcto que nos permitirá generar cambios en las conductas, para construir una mejor ciudad, a escala y velocidad humana, donde la vida y las personas sean prioridad.
Para quienes comienzan a usar la bicicleta como medio de transporte, la calle puede ser una zona de peligro. Convivir con micros de 15 metros y 20 toneladas o autos que no respetan la velocidad, semáforos o distancias de adelantamiento, es una acción riesgosa.
Para quienes llevamos algún tiempo pedaleando por la ciudad, sabemos que las situaciones de conflicto no son tantas como pensábamos y que, con práctica y algo de sentido común, nuestro traslado en bicicleta es simple, agradable y seguro. Datos uso bicicleta v/s accidentados.

-> Ver info

Para bajar de la vereda a la calle, lo primero es tener las ganas de hacerlo. Debes informarte bien cómo hacerlo y lo demás te lo dará la propia experiencia.

 

ELIGE TU RUTA
A la hora de desplazarte, siempre debes tener claro qué calles usarás. Lo más simple es usar una plataforma como Google Maps o algún mapa con ciclovías como el que ofrece Pedaleable.org.
Como la realidad en Santiago, es que es imposible que todas las calles de la ciudad tengan ciclovía/ciclobanda, el mejor consejo es que elijas calles sin micros. El gran tamaño de los buses del transporte público, genera demasiados puntos ciegos, además de conductores algo estresados y preocupados de recoger y dejar pasajeros.
 Las vías y pistas exclusivas de buses son eso: exclusivas. Evítalas. Según Carabineros, el ciclista puede circular por su pista, no necesariamente sólo por su derecha. De todas formas es mejor evitar esas calles. 
En lo posible, usa calles pequeñas y de bajo tráfico. No siempre nos generan la misma continuidad que una vía principal, pero bien planificado nos dará buen resultado. Si circulas de noche, usa calles bien iluminadas, los “eventos” en la calzada, pueden ser invisibles con poca luz.

 

CONSEJOS BÁSICOS
1. El más básico de todos, es tener tu bicicleta siempre en buen estado. Ruedas con la presión correcta, frenos funcionando perfecto y transmisión sin problemas, pues harán nuestro pedaleo más relajado. Un kit de herramientas que incluya set de parchado, nunca está de más.

2. Circular en vías con poco flujo motorizado, te asegura compartir el espacio con autos que circulan a menor velocidad, más áreas verdes y menos preocupaciones. Por lo general, estas calles tienen pocos semáforos, pero harto disco Pare y Ceda el Paso, no obstante, nunca te confíes de tener la preferencia, porque la bicicleta es un vehículo pequeño y algunas veces, simplemente no nos ven.

3.  Las normas sociales indican que se debe circular por la derecha, pero ojo con las puertas que se abren de los autos estacionados. Tampoco pedalees demasiado cerca de la cuneta, ya que las rejillas colectoras de aguas lluvias no siempre cumplen la norma y las ruedas sufren…y hay ¡Peligro de caída!!! Además, en el borde siempre queda toda la basura, incluidos los vidrios o clavos pincha ruedas.

Si tienes amigos pedaleros, conversa con ellos sobre su experiencia en la calle, siempre es bueno compartir ideas y aprender de aquello.

____
Publicado originalmente en Newindie.org

Agregar un comentario